19 septiembre, 2005

Agosto

Crepúsculos de verano al calor de los amigos, lunas llenas y la suave brisa del viento del Oeste en mi rostro, el comienzo del primer amor daba lugar a las primeras desilusiones entonces tan lejanas, cómo se tornan los tiempos.
Nos uníamos en ese mágico mes que tanto ha cambiado y tantos sueños nos regalaba, éramos felices, pues no asomaba ningún atisbo de fracaso a nuestras soñadoras miradas.
Cierro los ojos y vienen a mi memoria esos días radiantes de luz, las tardes de calma y aventura y por supuesto las noches sin final, siempre con la esperanza y el deseo de que ninguno de nosotros cambiase...
Atardeceres que me vieron hacerme mayor, jugando a crecer y descifrando tu mirada, leyendo en tus ojos el deseo y la curiosidad del primer beso; era un niño.
Pero con el tiempo uno se hace grande y los problemas se tornan realidad, el niño debe hacerse un hombre aunque sea ahora cuando necesite de esos momentos y ese calor...
Cuanto añoro esos atardeceres en que tan solo vivía, y disfrutaba de la vida, ahora "nada" queda de aquello, tan sólo el recuerdo y sin duda algunos amigos de entonces que al igual que yo; han ido cambiando al hacerse mayores.
La última ocasión en la que allí busqué lo que hace tantos años descubría, me refugié en un mar de néctar del sueño ansiando alcanzar lo que hace tiempo se esfumó, y viendo como era conducido por un oscuro corredor hasta perder todo el misterio y la magia que aquello tenía.
Volver atrás en el tiempo, parar el reloj y rectificar lo que un día dejamos borrascoso, es deseo fruto de esos recuerdos, recuerdos llenos de cariño y añoranza. Pues allí perdí algo que jamás volverá, en aquel mes que cada año me veía crecer.

Etiquetas:

10 Comments:

Anonymous ideas said...

El tiempo pasa, y los recuerdos se hacen mas dulces, mas intensos..
Regresar a un tiempo pasado, es complicado, pero ni aun pudiendo hacerlo, no sería lo mismo...
Hay que vivir el dia a dia.. intensamente...

19 septiembre, 2005  
Blogger YoHannah said...

No importa lo grandes que nos hagamos, en nuestro corazón siempre seguirá viviendo expectante un niño.

Saludos

YoHannah

19 septiembre, 2005  
Blogger almena said...

mejor no anclarse al pasado... no existe, ya no es.
Ni tampoco existe el futuro.
Carpe Diem!
besos

19 septiembre, 2005  
Anonymous Azul said...

Los recuerdos son pequeños tesoros que se nos descubren de cuando en cuando, para recordar momentos en que fuimos felices o aprendimos algo...pero nunca hay que olvidar el presente.

Un biko fuerte!

19 septiembre, 2005  
Anonymous Trini said...

Recuerdos de la niñez concentrados en agosto.
Muy bello
Un abrazo

22 septiembre, 2005  
Blogger Andromeda Velut Lua said...

Y si, siempre que se ama y hay una depedida se deja mucho en los recuerdos, pero te llevas en el corazón más experiencias, al principio resultan dolorosas, pero con el paso del tiempo aunque provoquen un punzo en el pecho, resultan ser un aprendizaje único e irrepetible, lo imporante de todo es que "amaste" y ahora lo que sigue es vivir.

28 septiembre, 2005  
Anonymous angel said...

Prosa poética, la tuya, que agradezco aquí...saludos

29 septiembre, 2005  
Anonymous ecce homo said...

nostalgica melancolia que hierve, que bulle, que borbotea y chorrea finalmente, desembocando en un mar confuso de sentimientos algarábicos que suben, que bajan, que menguan, que se estiran cual gomas yendo y viniendo a su antojo.
recuerdos.

02 octubre, 2005  
Blogger simalme said...

Se te espera...

04 noviembre, 2005  
Blogger ideas said...

¡¡ Menudas vacaciones te estas pegando..!!
Esto de hacerte mayor te esta afectando..

Se te echa de menos..

11 noviembre, 2005  

Publicar un comentario

<< Home