26 julio, 2005

Felicidad

Desde esta "ventana" veo y siento lo realmente fácil y sencillo que es llegar a alcanzar la pura felicidad. Al mismo tiempo, comprendo lo altamente probable que puede llegar a ser perderse en el camino que hacia ella nos conduce. El viento del oeste sigue despeinado mis ideas y aquí, una vez más, me reencuentro con el niño que un día fui, con el niño que sigo siendo.


Etiquetas:

10 Comments:

Blogger almena said...

y con el niño que ojalá nunca dejes de ser :-)
ojalá no perdamos nunca nuestro "YO niño".
Me has hecho reflexionar con esa tu frase... "y lo altamente probable que puede llegar a ser perderse en el camino que hacia la felicidad nos conduce". Qué verdad más grande contiene, Aguilas.
Un beso

26 julio, 2005  
Anonymous Azul said...

Yo soy una niña eterna...y la felicidad a veces es el camino que nos pierde, o que nos reencuentra, preciosa foto...

Bikos;)

26 julio, 2005  
Anonymous ideas said...

Algunos lugares siguen teniendo su magia, aunque a veces nos empeñemos en no verla...
¡enhorabuena! porque tu no sólo la has visto, sino la has disfrutado

26 julio, 2005  
Anonymous jose said...

El día en que dejes de ser niño dejas de impulsar tu motor, empiezas a detener tu viaje.
Apura al máximo.

26 julio, 2005  
Anonymous Cristal said...

Se pueden mirar tantas cosas desde nuestra "ventana", cosas tan bellas, sencillas, evidentes teniendo la mirada de un niño.
Un fuerte abrazo, Águila

27 julio, 2005  
Anonymous buttercup said...

Nunca hay que perder la infancia, pero tampoco perderse en ella... aunque sea la etapa más feliz de la vida...
De las infancias pasadas.
buscad aquel tesoro.
de cristales de colores.
escondido bajo el viejo roble...

27 julio, 2005  
Anonymous Trini said...

Quizzás esa sea una de las ventanas en que más facil tengamos lo de volver a ser niños, al menos si tropezamos nadie se entera.

Un abrazo

31 julio, 2005  
Anonymous MaM-oNa said...

Los vientos cambian de dirección muy a menudo y siempre se encargan de despeinar las ideas. Esa lucha lo hace más emocionante, si no la vida sería ¿algo aburrida?
Besos.

02 agosto, 2005  
Blogger Andromeda Velut Lua said...

La felicidad es solo un instante, si no lo cachas, se te fue y no lo disfrutaste... regularmente la buscamos en lo material o concreto como es el amor y la dejamos ir a través de los colores de la vida, es simple y sencilla de localizar, solo hay que querer sentirla en las pequeñas cosas.
Disfruta tu momento...

17 agosto, 2005  
Blogger Sanbahilandor said...

Muy buena metáfora. Qué de sorpresas esconden esos dos bosques!? Hay riqueza al fondo y hay riqueza al frente. Genial!
Saludos

03 septiembre, 2005  

Publicar un comentario

<< Home