26 junio, 2005

Vueltas

Resulta curioso cómo algunas personas se alejan de nosotros (ó nosotros de ellas), creando una barrera de tinieblas y distancia que impide que vuelva a surgir la comunicación e incluso la amistad, y después de algunos años, cuando menos lo esperas y quizá en el momento más preciso esa persona vuelve a aparecer ante ti (o quizá tú ante ella) del modo más natural y de la única manera posible entre mil. Por lo demás, este comienzo de año no trae buenos augurios... pero no desfallece la ilusión y las ganas de dar el salto, y esa posibilidad se encuentra delante de cada uno de nosotros, claro que la mayoría de las veces es más cómodo cerrarlos y no ver, pero, ¿es la vida comodidad?


No me gustan los anuncios que nos regalan una vida más "feliz" a cambio de un teléfono móvil ó un flamante deportivo, estoy cansado de ver cómo todo es usado y manchado para beneficio personal, duele sentir cómo desaparece la selva mientras nos encerramos en celdas de oro y brillante cristal, cada vez más altos, más guapos y más fuertes, con mayores avances tecnológicos.... pero menos humanos.

Etiquetas:

5 Comments:

Anonymous buttercup said...

el consumo es el motor de la economía... el dinero tiene que circular de mano en mano, de comprador a vendedor, de proveedor a cliente, de un país a otro país. Sin embargo, la economía bien sabe crear necesidades que realmente no son necesarias... Crear necesidades, y cuantas más necesidades, más esclavos, en detrimento de la libertad... La libertad que tanto se nombra y con la cual, se nace y nosotros mismos la enjaulamos...

26 junio, 2005  
Anonymous Cristal said...

La vida "feliz" se construye a cada instante, paso a paso, con la intención, la confianza y el desprendimiento, ¿no?
¡Un placer volar en tu espacio!
Un abrazo desde México

26 junio, 2005  
Blogger almena said...

Aguila!! me alegra encontrarte de nuevo. Te había echado de menos en el blog de Ideas.
Ahora he llegado hasta tí siguiendo la huella que dejaste en mi blog... ¡me alegra!
Un abrazo

26 junio, 2005  
Anonymous Corazón... said...

Hola Águila :)

A mi me gusta el cristal que guarda nuestro corazón (nuestros ojos) es el reflejo de todo lo que somos :) por la mirada podemos conocer a las personas y saber que tan grandes son :)

Y que importa que su apariencia no brille tanto? sí su esencia, su interior nos proporciona tanto, a mi me gusta más el interior que la fachada.

Me encantan los humanos con un corazón de oro :)

Un saludo y gracias por tu huella...

;o)

27 junio, 2005  
Blogger Bito said...

Cada vez menos humanos....hay diversas teorías (y aun complejas no creas que son demasiado alocadas) que aventuran que el hombre en absoluto se apega de la naturaleza, sino que más bien participa de ella y es completamente fiel a los designios de ésta.
Dificil sería explicartelo aquí, pero dandote solo mi opinión (que si bien no es tan radical como estas teorías se acerca a ellas) te diré que te descuides de la naturaleza, que no sientas compasión por ella porque te aseguro que el hombre ni es tan poderoso ni es tan inteligente como para vencerla. Que el hombre se come a si mismo y él no lo sabe, que somos nada más que la última mosquita del vasto infinito, que por no hacer, no hacemos ni ruido. Y que si estamos, si jodemos, es porque nos dejan, no por que lo queramos.
Que va, de un plumazo, cuando quieran, del mundo nos destierran.

Y esa sabiduría o esa certeza a mi me tranquiliza (aunque también te confesaré que no deja de joderme tanta puta humanidad).

27 junio, 2005  

Publicar un comentario

<< Home